egipto.es

Clima en Egipto

Estos son los datos climatológicos que le interesará tener en cuenta durante su viaje a Egipto: El clima, generalmente desértico, varía respecto al de la costa mediterránea. A medida que se desciende, se va haciendo más cálido.

Clima en Egipto - Climatología en Egipto - El tiempo en Egipto 

En la costa mediterránea reina un clima perfectamente mediterráneo, es decir inviernos relativamente fríos y veranos calurosos, más bien húmedos. Asimismo en El Cairo se registran mínimas en invierno no inferiores a los 2º C (algunos inviernos estas cifras se superan, bajando a -2º C), y las máximas estivales de 35º C.

En el sur (Alto Egipto), se dan temperaturas sensiblemente diferentes: la máxima invernal se estabiliza en los 5ºC, llegando a alcanzar en verano los 43º C de media, siendo en el extremo sur, concretamente en Abu Simbel, mucho más elevada (más de 50º C de media en verano). Estos datos van referidos a las ciudades cercanas al Nilo. Conforme se penetra en el interior del desierto la temperatura asciende o desciende (por las noches) notablemente.

Las precipitaciones son muy escasas; la parte del delta es la que más lluvias recoge durante todo el año. La gran excepción la protagoniza la cadena montañosa del Etbai (costa del mar Rojo) registrando, gracias a la proximidad del mar, lluvias de gran importancia. Algunos puntos montañosos de la península del Sinaí están nevados durante la época invernal.

No hay que olvidar los vientos, principalmente los que soplan del sur y este, que en su paso por las depresiones, causan un frío penetrante en los meses de invierno y grandes tormentas de arena en primavera y verano. Este es el llamado Jamasin, viento muy caluroso procedente del sur, que lleva consigo gran cantidad de la fina arena del desierto, causando cuantiosos daños en las cosechas y a menudo produciendo en el hombre un estado de agotamiento general.