egipto.es

Salud en Egipto

Salud en EgiptoEntre las enfermedades más comunes que se pueden padecer, están los siempre fastidiosos problemas estomacales, que afectan a muchos viajeros. En realidad no se sabe a ciencia cierta de donde proceden; suelen aparecer en los cruceros de lujo del Alto Egipto y se cree que es debido a la acumulación de cansancio, insolación, cambio de agua, comidas, etc.

Lo más recomendable para prevenirlas es beber agua mineral embotellada, no abusar de bebidas frías cuando se regrese de las excursiones (en este caso tomarse un té caliente), pelar y lavar bien las verduras y frutas, aparte de no excederse tomando refrescos y sobre todo especias en las comidas.

Otra fastidiosa enfermedad podría ser la hepatitis, bastante común, para la que apenas hay remedio antes de ser contraída.

Una de las más peligrosas es la bilharziosis, aunque esta sí se puede evitar; no bañándose en el río ni canales, sobre todo en zonas donde el agua permanezca estancada. Se trata de una enfermedad compuesta por parásitos que se introducen a través de los vasos sanguíneos de la piel, desovando en el interior del organismo, llegando a alcanzar en algunos casos la muerte, como sucedira al siempre recordado cantante egipcio, Abd El Halim Hafez.

Aunque las farmacias, saydaliya, en árabe, pueden sacar de un primer apuro, hay que intentar no llegar hasta un hospital, sobre todo estatal, y todavía con más razón fuera de la capital. Carecen de higiene y tienen un aspecto, tanto interior como exterior, realmente lamentable. No obstante, existen hospitales privados con los últimos adelantos médicos, y con una atención verdaderamente excepcional, gracias a que la mayor parte de los médicos han estudiado en el extranjero.