egipto.es

Segundo Período Intermedio

(1786-1567 a. de C.)

Los soberanos de la XIII dinastía, alrededor de unos 50 en 120 años, fueron más débiles que sus predecesores, aunque seguían manteniendo el control de Nubia y la administración del gobierno central.

De esta manera comenzó este período que se prolongaría hasta 1640 a. de C., momento en el que llegaron unos nuevos invasores: los hicsos. Estos establecieron su capital en el Delta, fundando la ciudad de Ávaris, la actual Tell El Daba, y penetrando a lo largo de todo el país. Con los hicsos llegaron algunas novedades tecnológicas, como el uso del carro tirado por caballos.

Al mismo tiempo que la dinastía hicsa, existió una XVI dinastía que reinó en la zona central de Egipto. Un tercer poder contemporáneo a los otros dos ejerció la autoridad de forma más independiente sobre el sur: la XVII dinastía tebana, que dominó el territorio entre Elefantina y Abidos. El soberano tebano Kames, que solo reinó unos seis años, luchó con éxito contra los hicsos. Pero no sería hasta el 1550 a. de C., cuando el faraón Amosis, esposo de la reina Ahmes-Nefertari, expulsó a los hicsos, reconquistó los territorios de Nubia y reorganizó el país.