egipto.es

Templos de la Antigua Nubia

No todos los monumentos se pudieron salvar de las aguas del lago Nasser. Los que se citan a continuación quedaron sumergidos:     Tafa, uno de los templos que había en la ciudad, la fortaleza de Kuban, Gerf Hussein, la mayor parte del templo, el fuerte de Suban, El Sebua, un pequeño templo, Aniba, la mayor parte de los templos y tumbas.

A continuación mencionamos los templos que se salvaron, pero que fueron donados por el gobierno egipcio a algunos países que participaron en la excavación de Nubia.

Debod

Se encontraba a 20 km al sur de Asuán. Está consagrado al dios Amón y fue construido por el rey nubio Ezejeramón de Meroe, al comienzo del período Ptolemáico y más tarde ampliado por Ptolomeo Filometor. En los años 1960-61, fue desmontado piedra a piedra y donado a España en 1968 por el gobierno egipcio como agradecimiento a su contribución a la investigación de Nubia. Desde 1970 se puede ver en el madrileño Parque del Oeste.

 

Dendur

Su emplazamiento original se hallaba 78 km al sur de Asuán. Fue construido por Augusto y no solamente estaba consagrado a varios dioses, sino además a dos héroes locales deificados, Petisis y Pehors, hijo de Kuper.

Los grandes relieves del templo están cubiertos con las pinturas de santos pintados de estuco pertenecientes al período cristiano, cuando el templo fue transformado en iglesia. En 1963 el templo fue desmantelado para salvarlo de las aguas del lago Nasser. Varios años después, Egipto lo regaló a los Estados Unidos. Sus 642 bloques fueron transportados en barco hasta Nueva York, donde fueron vueltos a montar en el Metropolitan Museum of Art. En septiembre de 1978 se inauguró el ala Sackler de este museo dedicada única y exclusivamente a este templo.

 

El Lesilla

Esta pequeña capilla se hallaba 220 km al sur de Asuán. Fue excavada en la roca por Tutmosis III, quien ha sido representado adorando a varios dioses locales. La capilla fue donada por el gobierno egipcio a Italia en 1966. Ahora se puede ver en el «Museo Egizio» de Turín.

 

Gerf Hussein

Se localizaba unos 90 km al sur de Asuán y estuvo consagrado al dios Ptah de Menfis y asociado a sus deidades. Ramsés II mandó al virrey de Kush, Setau, entre los años 35 y 50 de su reinado, construir este templo.  Fue uno de los templos que no se pudieron salvar de las aguas en su totalidad, excepto algunas piezas.

 

Aniba

 Se hallaba a unos 5 km al sur del antiguo emplazamiento de El Lesilla.            El arqueólogo Steindorff, durante las excavaciones que hizo en esta zona, en el tiempo en el que se llevaba a cabo el segundo levantamiento de la antigua presa de Asuán, descubrió el lugar de la antigua Miam, capital de Nubia y lugar del gobernador y otros oficiales. También se hallaba un templo, para el cual había diversas opiniones respecto a quien fue su constructor. Unos apuntan hacia Senosert I (XII dinastía) y otros hacia Tutmosis III. La capital estuvo guardada por una fortaleza que data del Imperio Antiguo y se prolongó bajo los imperios Medio y Nuevo.

En los alrededores se encontraron cementerios y algunas tumbas del Imperio Nuevo, pertenecientes a oficiales ramésidas y gobernadores de Nubia. Una de ellas, la de Pennut se encuentra en el emplazamiento de Amada.